El Centro para Personas con Discapacidades

Inicia el Programa de Veteranos Independientes

Hace un mes, no era común que el veterano de la Guerra con Corea y residente de Lafayette, Stuart Rubine, ejercitara con un entrenador, salga a caminar con un acompañante o socialice con otras personas que no sean sus familiares.

Pero, desde que se inscribió en el nuevo programa de CPWD en Colorado, patrocinado en conjunto por el Departamento de Asuntos de Veteranos de USA, Rubine se ha mantenido muy ocupado, y sus familiares han descansado más.

CPWD reconoce que los familiares que cuidan a tiempo completo a los veteranos de guerra con discapacidades, realizan un trabajo muy agotador. Es por esto que esta organización sin fines de lucro, postuló para la certificación del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA por sus siglas en inglés), para que los veteranos de guerra reciban cuidados a domicilio y otros servicios para personas que viven independientemente.

Hace más de un mes, CPWD empezó a ofrecer beneficios financiados por VA a veteranos con discapacidades elegibles, que vivan en sus propias casas y necesiten ayuda con el pago de cuidados a domicilio.

Rubine, quien sirvió al Ejército, es el primer, y hasta el momento, el único veterano de guerra en el condado de Boulder que recibe financiamiento a través de CPWD.

En vez de mudarse a un asilo cuando su demencia empeoró hace varios años (su hijo afirma que fue causada por una lesión en la cabeza en el conflicto con Corea), Rubine se ha quedado a vivir con su esposa Virgina de 61 años en los departamentos para ancianos Balfour en Lafayette, donde la pareja controla completamente sus vidas.

Stuart Rubine habla maravillas sobre la amistad que tiene con su esposa, quien lo ha cuidado todos estos años. Ahora le parece divertido hacer ejercicios tres veces a la semana con un entrenador, a quien le pagan con el dinero brindado por el programa de CPWD.

“Mi esposa es un encanto. Siempre está conmigo y es una mujer adorable”, dice Rubine.

Cuando Rubine se inscribió en el programa, también alivió la vida de su hijo David y la de su esposa, ya que no tendrían que cuidar de él, además de tener trabajos a tiempo completo.

“Mi mamá esta agotadísima, y mi esposa y yo trabajamos a tiempo completo. Él es increíblemente fuerte. Ahora, podemos pagar a un entrenador que lo saque a cargar pesas, a caminar y que le dé un descanso a mi mamá. Él se estimula con los ejercicios y nosotros nos damos un respiro”, dijo David, quien agregó que su mamá se va a nadar cuando su esposo está entrenando.

Stuart Rubine toca la guitarra con soltura, dice su hijo, y toda su vida ha tenido una inclinación por la actividad física, ya que fue profesor de secundaria, entrenador de fútbol, lucha y béisbol en San Diego.

Perder la capacidad de practicar estos pasatiempos y mudarse a un asilo afecta negativamente a las personas, afirma Maria Stepanyan, Directora Ejecutiva de CPWD.

“El modelo y filosofía del programa es que los veteranos tengan el poder de decidir sus cuidados. Muchas veces se pierde esta independencia en un asilo”, cuenta Maria.

Chris O’Brien, el Director de Desarrollo de esta organización sin fines de lucro, agregó que existe el riesgo de que las personas se depriman y dejen de comer cuando se mudan a un asilo.

“VA se centra en lo que llaman ‘evaluación funcional’, es decir, miden el bienestar físico y psicológico de los veteranos desde un punto de vista médico. VA no tiene la capacidad o los programas que permitan que los veteranos mantengan su independencia en casa. Hasta cierto punto, la prioridad es mandarlos a un asilo donde reciban cuidados médicos las 24 horas del día”, comentó O’Brien. “Es un poco irónico, ya que el trabajo de los veteranos es preservar nuestra independencia”.

CPWD calcula que, de los casi 15,000 veteranos del condado de Boulder, 1,800 tienen una discapacidad y podrían ser elegibles para los beneficios del Programa de Independencia para Veteranos.

Para participar, primero los veteranos deben ser aprobados por el Hospital VA de Denver.

Cuando son aprobados para recibir financiamiento, los veteranos del condado de Boulder pueden recibir asistencia en la administración de sus presupuestos y con la logística de coordinar los cuidados a domicilio del CPWD.

“No estoy hablando mal de los asilos, pero para la gente que quiere ser independiente, es una inmensa carga tener que coordinar las tareas, arreglos, beneficios, cuidados y encontrar una vivienda. El Programa de Veteranos Independientes de CPWD los ayuda a cruzar ese laberinto”, agregó O’Brien. “No somos una agencia médica que simplemente reparte servicios. El apoyo grupal es un elemento clave también. Las discapacidades adquiridas como las lesiones de guerra o el TEPT necesitan más que cuidados médicos, necesitan atención humana, apoyo grupal, aliento”.

La organización sin fines de lucro también está ofreciendo asistencia a veteranos elegibles en el condado de Larimer, dijo O’Brien.

Rubine celebrará el Día de los Caídos en la Guerra con un almuerzo familiar.

“Siempre tratamos de hablar de sus contribuciones y, a veces, puede recordar ciertos eventos a la perfección. Él es un buen hombre y tratamos de apreciarlo todos los días”, comenta David Rubine.

¿TIENE UNA PREGUNTA?

Dirección

1675 Range Street
Boulder Colorado 80301

Síguenos en las redes sociales